Enlaces
  1. PRINCIPIOS Y FUNDAMENTOS QUE ORIENTAN LA ACCIÓN EDUCATIVA

1.1. Filosofía

1.2. Propósito

1.3. Mega

1.4. Oferta de valor

1.5. Atributos

1.6. Valores institucionales

1.7. Perfiles estudiante, familia, directivos y educadores

1.8. Credo institucional

1.9. Políticas institucionales

1.10. Política de calidad

1.11. Objetivos institucionales

1.12. Metas institucionales

1.13. Estilo de gestión directiva

1.14. Cultura de calidad y apuesta Mega

1.15. Proyecto de vida feliz y con sentido.

1.16. Proyecto educativo con énfasis en familia

 1.1 FILOSOFIA

 

Formar para el amor y la vida con propósito transformador promoviendo la formación de hombres y mujeres que descubran sus potencialidades y la realidad que los rodea para que sean protagonistas de su propio desarrollo, es la razón de ser de la Institución Educativa Nueva Generación.  La esencia y razón de existir está en contribuir a la transformación social, desde lo personal y familiar a partir del crecimiento en niveles de conciencia, cuidado y autonomía y, desde el convencimiento que una institución oficial si puede y debe ofrecer una educación de calidad y con sentido de vida.

 

1.3 PROPOSITO

 

Entregarle al mundo mejores seres humanos: Mundo, te entregaremos mejores seres humanos

 

1.3. MEGA

 

En el 2026 Nueva Generación habrá consolidado una propuesta educativa que permite evidenciar que los estudiantes tienen actitudes y comportamientos de seres humanos sensibles, críticos y transformadores.

 

 

1.4 OFERTA DE VALOR

 

Nueva Generación es una institución oficial que promueve el vínculo familia colegio, el aprender como un disfrute y la cultura del cuidado.

 

1.5. ATRIBUTOS

 

  • Vínculo familia - colegio.

  • Aprender, un disfrute.

  • Cultura del cuidado.

1.6. VALORES INSTITUCIONALES

Los valores elegidos son principios en los que creemos y que orientan todos los procesos institucionales en procura de alcanzar los fines de la educación y cumplir con los cometidos definidos en el propósito y Mega al 2026. Estos valores están apoyados en otros, Fe, Alegría, Amor, Vida, Aprendizaje, Solidaridad, pilares de los propósitos de formación que la institución ha tenido a lo largo de su historia. Cada año se elige uno como línea de sentido para trabajarlo de manera transversal con las áreas y proyectos. Apropiarnos de ellos, vivirlos, será la manera de dar testimonio de identificación con la apuesta de entregarle al mundo seres humanos sensibles, críticos y transformadores.

 

 Bondad.

 La bondad como valor institucional la entendemos como la determinación de la voluntad para hacer bien a los demás, propensión al afecto, a la indulgencia y a la tolerancia. Se manifiesta en la disposición de ayuda al que lo necesita, en la actitud compasiva con el que sufre y en la actitud amable y generosa con los demás. Entendida así, trasciende el plano personal y se proyecta para que también seamos institución bondadosa, es decir, que genera bienestar, calidad de vida, beneficios individuales y sociales y una opción consiente por construir una cultura del buen trato y el respeto.  La bondad “se manifiesta en la amabilidad y consideración que se merece toda persona por el solo hecho de serlo. Es todo curso de de acción que colabora a que la felicidad pueda comparecer en la vida del otro.” (Miguel, 2017)

 

 Motivación.

La motivación es todo aquello que nos impulsa a realizar determinadas acciones y a persistir en ellas hasta lograr lo que nos propusimos. Está vinculada a la voluntad y al interés. La motivación es la voluntad para hacer un esfuerzo y alcanzar ciertas metas. Puede ser intrínseca o automotivación cuando lo que nos mueve viene de adentro y, extrínseca cuando lo que nos mueve es una recompensa externa.  Encontrar motivos (motivación) para lo que queremos ser y hacer es fundamental en la búsqueda de sentidos de vida y en el propósito último que queremos con el sueño Mega 2026: ser mejores seres humanos.  “La vida no se hace insoportable por las circunstancias, sólo se hace insoportable por la falta de sentido y propósito”. Viktor Frankl

 

 Voluntad.

 Es el puente entre la inteligencia y la afectividad, pilares de la personalidad humana. Se adquiere y se desarrolla en la adquisición de hábitos que potencian la autodeterminación, la autonomía  y el deseo de conseguir lo que nos proponemos en búsqueda del bien propio y de los demás.

 

 Pasión.

 Es la capacidad para tener la mejor disposición, para estar con conciencia plena, con total compromiso en cada actividad de la vida para buscar el bien personal y comunitario. Una vida en modo pasión trasciende hacia la compasión entendida como la capacidad de sentir y sabernos necesitados de otros para configurar lazos ante la fragilidad y finitud que nos alberga.

 

  Creatividad.

 Entendemos la creatividad como la capacidad para encontrar alternativas de solución a los problemas, interpretar de distintas formas las situaciones y visualizar una variedad de respuestas ante un problema o circunstancia. Va unida a la innovación entendida  como la capacidad de convertir una idea en algo nuevo que genere valor para otros y que sea un aporte para el bienestar de la sociedad.

 

 Liderazgo.

 Capacidad de sobresalir en búsqueda del bien común.  El liderazgo se aprende, se construye.  Es también una actitud ante la vida y los hechos.  Es una actitud de inconformidad que motiva a incidir sobre ellas para mejorarlas en beneficio propio pero sobre todo en beneficio de los demás

 

 Integridad.

 La entendemos como la suma de muchos valores que lleva puesta una persona y que se manifiesta en su coherencia de vida en su ser, hacer, pensar y decir. Un ser integro, es el ideal de ser humano que queremos entregarle al mundo.

1.7. PERFILES DEL ESTUDIANTE, LA FAMILIA, DIRECTIVOS Y EDUCADORES

 

  PERFILES DEL ESTUDIANTE,

  • Un ser humano con un alto nivel de amor por si mismo comprometido con su vida y con su crecimiento integral (humano y académico), en búsqueda permanente de trascendencia, de espiritualidad que lo lleve a realizarse como ser más plenamente humano

  • Un ser humano comprometido con los otros en el respeto por la vida, la tolerancia, la convivencia y el cuidado.

  • Un ser humano comprometido con su entorno bio-social, para contribuir al cuidado del medio ambiente y para enfrentar la injusticia, participando democráticamente, forjándose como líder

  • Un ser humano con competencias básicas, ciudadanas y laborales que le permitan acceder al mundo del trabajo y/o estudio con sentido de responsabilidad personal y proyección social, además de construir mejores familias, menos disfuncionales, mas amorosas.

  • Un ser humano con competencias, habilidades y comportamientos que lo muestren sensible, crítico y transformador.  

 

   PERFIL DE LA FAMILIA

  • Una familia con actitudes de espiritualidad y trascendencia

  • Una familia que asuma el aprender como una posibilidad de ser más humano, para aprender a aprender, aprender a ser, aprender a hacer y aprender a convivir.

  • Una familia con un alto nivel de afectividad, expresiva en sus manifestaciones de palabra y de hecho

  • Una familia que utiliza la exigencia (sin violencias) como medio de formación auténtica para la vida.

  • Una familia que descubra la necesidad de construir relaciones de parejas para que algún día los hijos hoy, aprendiendo de sus errores, sean mejores esposos, compañeros y por tanto mejores papás, mamás y mejores seres humanos.

  • Una familia que aprenda a participar desde los espacios dados por la ley para hacer democracia en y desde la institución.

  • Una familia que acepta y promueva la filosofía, los valores institucionales y que se identifica con el propósito de entregarle al mundo seres humanos sensibles, críticos y transformadores.

  • Una familia que ame la institución, como ama su hogar para que sea el anticipo de amar su barrio, su país, su planeta.

 

  PERFIL DEL DIRECTIVO Y DEL EDUCADOR

  • Un ser humano con actitudes de espiritualidad y trascendencia.

  • Un ser humano con un alto nivel de afectividad, expresivo en sus manifestaciones de palabras y de hecho.

  • Un ser humano que se ocupa de los estudiantes con dificultades que repercuten en su accionar, para intervenir según las posibilidades personales o institucionales.

  • Un profesional con competencias básicas, ciudadanas y laborales.

  • Un profesional que mejora permanentemente su práctica pedagógica con estudios, investigaciones, experiencias y/o proyectos.

  • Un profesional que motiva con su ejemplo y su acción pedagógica los procesos formativos del estudiante y de la comunidad.

  • Un profesional que cumpla de manera eficaz y eficiente con sus responsabilidades.

  • Un profesional que honra con su ser y hacer la promesa de entregarle al mundo mejores seres humanos: sensibles, críticos y transformadores

  • Un maestro con vocación al que lo mueva más que las obligaciones legales de responsabilidad, un inmenso amor por lo que hace y que se traduce en su alegría, gusto y pasión por ser maestro.

1.8. NUESTRO CREDO INSTITUCIONAL

Un credo “es el conjunto de ideas, principios o convicciones que una persona, grupo u organización tienen” (DRAL) y que se constituyen en su referente permanente para alcanzar las metas. Para Nueva Generación son la suma de creencias básicas esenciales ante las cuales asumimos el compromiso de creer, proteger y propagar para seguir creciendo. Este es nuestro credo:

  • El centro del proceso educativo son los maestros, al lado muy cerca los padres de familia. Gestionar acciones para su bienestar, para su felicidad es tarea primordial de quien dirige. De ahí que, para el atributo, “familia colegio la clave” una de las acciones sea afianzar el vínculo familia - colegio

  • La educación oficial si puede y debe ser de calidad pues es el camino seguro para enfrentar la inequidad, la pobreza, la injusticia social.

  • “No hay niños  ni jóvenes difíciles, existe es una educación inadecuada”. (Augusto Cury).

  • En la mezcla equilibrada de afecto y exigencia está la clave de la formación. Un ser humano aprende en la medida que se le exija y se sienta amado. Desde la cercanía del amor se logra todo lo que se quiera. Sin exigencia no hay excelencia.

  • Los ambiente físicos y humanos son esenciales. Los físicos deben ser siempre limpios, bellos, dignos. Los humanos hay que construirlos en el día a día y son la clave para los ambientes de convivencia sanos y amorosos donde se tengan mejores conflictos.

  • El énfasis de nuestros procesos está en la formación; la disciplina, el orden, la autorregulación, la educación de las emociones y las habilidades sociales son prerrequisitos para la academia. Formamos en la cotidianidad.

  • En el aula, lo académico es consecuencia de lograr lazos de empatía, captar la atención y el interés y mostrar la utilidad del saber.

  • Ejecutar de manera consiente el currículo, con sentido de vida y de transformación es una apuesta de manera que sea la materialización de otro de los atributos, Aprender, un disfrute.

  • Los tres grandes cuidados y compromisos son con uno mismo, con el otro y con el entorno. Cumplirlos o no cumplirlos tiene sus consecuencias. Son los principios básicos del pacto de convivencia. Cultura del cuidado es otro de nuestros atrubutos.

  • Los errores son oportunidades de aprendizaje, este, y la corrección deben primar sobre el castigo así se fortalece la formación en y para la autonomía.

  • Creemos y creamos la cultura Nueva Generación entendida como la manera de hacer las cosas con la firme convicción de que todo puede ser mejor y eso es búsqueda de excelencia.

  • La excelencia y la bondad son las claves de la vida. Por excelencia entendemos la posibilidad de ser buenos seres humanos y de ofrecer y obtener una educación de altísima calidad. La bondad es una manifestación de humanidad en grado superlativo.

  • Siempre podemos y debemos aprender de los mejores (benchmarking)

  • La acción con reflexión acerca a los propósitos. Tiempos para pensarnos en lo que somos y en lo que hacemos es esencial en la consolidación de procesos. (Afilar la sierra).

  • En la neurociencia hay una puerta de ingreso a nuevas maneras de conocernos y aprender como aprendemos. Además de pedagogía debemos saber de neurociencia.

  • La práctica de la meditación acerca al autoconocimiento, al autocontrol, a la creación de ambientes propicios para el aprendizaje, y a la búsqueda de armonía personal y comunitaria.

  • El amor por los libros, la lectura y la escritura abre todas las puertas.

  • Un proyecto de vida excelente y con sentido se verifica en lo familiar y en lo laboral, de ahí que también hay que formar para construir personas, parejas, padres, madres y familias que tengan mejores conflictos y aprendan a vivir bueno.

  • Creemos en los microcosmos que construyen mejores sociedades. “El mundo no es para dejarlo ser mundo de cualquier manera, es para hacerlos nuestro mundo a imagen de lo que queremos y soñamos” (Gonzalo Arango)

  • Quien lidera en cada nivel está permanentemente recordando el norte, recordando el sentido de lo que somos y de lo que hacemos. Liderarnos a nosotros mismos, liderar a los otros y con los otros, liderar la institución es la manera de proceder para gestionar el cambio constantemente.

  • La Mega es el sueño de entregarle al mundo seres humanos sensibles, críticos y transformadores, es el compromiso que como comunidad educativa honraremos.

  • Ser los mejores desde lo personal y lo institucional es una opción, no como el resultado de buscarlo ni de competir contra otros, sino, como el fruto de una apuesta para hacer lo que hay que hacer y hacerlo bien, con un propósito, ser la mejor opción para otros. Lo llamamos cultura Nueva Generación.

  • Se puede aprender a no complicarse la vida, no desgastar la autoridad en lo que no es esencial.

1.9. POLÍTICAS INSTITUCIONALES

 

Son las directrices que rigen la actuación de nuestra institución.  Son la traza para lograr el propósito, la Mega y demás objetivos y metas.

 

  • Inspirados en el ideario de Fe y Alegría todos los procesos institucionales tienden a “la promoción de las personas y la comunidad para que sean conscientes de sus potencialidades y valores, adquieran la capacidad de decidir sobre su vida y futuro y se constituyan así en protagonistas de su propio desarrollo”

  • El educador es el elemento y el factor más importante del proceso educativo de nuestra institución. Su bienestar, su felicidad, su salud mental y emocional deberá ser ocupación permanente de quienes dirigen. En la misma línea de importancia están los padres de familia. El bienestar de ambos redundará en los procesos de los estudiantes e hijos.

  • Sobre la base del respeto por la libertad de cultos, todo educador y directivo deberá ser y mostrarse como iniciado en el camino de la espiritualidad, de la trascendencia. Para quienes creen, Dios no sólo se vive y se siente, también hay que darlo.

  • Los ambientes ecológicos humanos no existen por sí solos, se construyen.  Es responsabilidad primera de todos los integrantes de esta comunidad de estar en disposición de acercarse, de aprender, de alfabetizarnos afectivamente entendido como la capacidad de manejar sentimientos, de enfrentar y resolver conflictos, de ser asertivos, de desaprender, de restarle algo a la estupidez humana.

  • Como los hábitos y las actitudes se aprenden y se constituyen en la rutina de la vida, corresponde a todos los estamentos de esta comunidad exigirlos e inculcarlos a partir de los valores en que la Institución está formando, empezando por su ejemplo y cumplimiento.

  • La presentación personal es determinante en la autoestima, corresponde a todo estamento velar y exigir por ella, acorde con el pacto de convivencia y aprendizaje.

  • Como el perfil del estudiante apunta a la formación de líderes, es responsabilidad de todo maestro y directivo acompañar, velar y promover por los programas que fomenten la participación y el compromiso.  (Órganos y espacios de participación)

  • La exigencia del cumplimiento de deberes del estudiante y su orientación cuando no se cumple es tarea primera de todo educador, antes de recurrir a otras instancias. Más que sancionar debe primar el principio de corregir con amor y exigencia, logrado que el estudiante haga lo que le corresponde, que aprenda del error. Antes que aplicar correctivos es fundamental dar orientaciones de vida.

  • El desarrollo del currículo debe responder al modelo pedagógico que apunta a la formación de actitudes, al desarrollo del pensamiento y a la construcción y re-creación del saber. Ejecutarlo con sentido de vida y transformación es impulso Mega

  • El aprendizaje requiere de medios y estrategias que favorezcan su acercamiento, la creación de ambientes de trabajo y estudio es responsabilidad del educador en cada momento, de los directivos en toda la institución.  El manejo y dominio del grupo es esencial y condición “Sine qua non” de todo educador. Los ambientes musicales tiene propósitos pedagógicos.

  • La exigencia académica debe ser una constante de todo educador y directivo sobre la base de su autoexigencia, capacitación y desarrollo de estrategias que permitan el acercamiento al saber, a la ciencia, a la tecnología.

  • Fomentar hábitos de amor por la lectura no sólo es función de desempeño frente a los estudiantes, sino reto personal de desaprendizaje y aprendizaje de todo directivo y educador.

  • La ocupación de los temas que tienen que ver con la preparación para la vida de pareja y de familia debe ser compromiso de  todo educador  y directivo como tema transversal a la enseñanza de su área o de su orientación permanente.

  • “No existen jóvenes difíciles, sino una educación inadecuada” (A. Cury) en consecuencia la búsqueda de estrategias y pedagogías será un imperativo.

  • Formar para la la toma de conciencia, el cuidado y la autonomía, será una constante permitiendo el ejercicio libre y responsable de los estudiantes en actividades que no siempre tienen que tener control externo. La familia se asume como partícipe y responsable de estos procesos.

  • La búsqueda de la excelencia la concebimos como el medio para ser buenos  seres humanos y como el medio para ofrecer y obtener una educación de altísima calidad que contribuya el desarrollo personal y a la transformación social.

  • Las campañas de cultura de calidad serán el instrumento constante para la generación de cultura Nueva Generación.

 

1.10. POLÍTICA DE CALIDAD

Nueva Generación es una Institución oficial que hace énfasis en el desarrollo humano por competencias en directivos, administrativos, docentes, padres de familia y estudiantes; en la adquisición de valores, principios y virtudes; y  en el acceso a la ciencia, a la tecnología y al aprendizaje.

 

Para lograrlo se propone direccionar la cultura organizacional, la formación y capacitación permanente en todos los estamentos de la comunidad educativa; una formación integral sobre la base del afecto y la exigencia; un modelo pedagógico basada en la formación de actitudes, desarrollo del pensamiento y en las construcciones del saber; y el ofrecimiento de proyectos institucionales específicos. La metodología, colegio en trayectoria Mega, será la fuerza que dinamice su cumplimiento.

1.11. OBJETIVOS INSTITUCIONALES

 

Promover una educación de excelencia y con sentido de vida que apunte al desarrollo humano de educadores, padres de familia y estudiantes que responda a las exigencias de hombres y mujeres competentes y que permita la construcción de un proyecto de vida con sentido en lo personal, familiar y social.

 

  • Promover el desarrollo humano de directivos, administrativos y educadores que potencien el desarrollo de competencias básicas, ciudadanas y laborales que incidan en una educación de calidad para esta comunidad educativa

  • Promover la formación de padres de familia y acudientes  que permita recuperar su protagonismo en la educación de sus hijos a través de acciones preventivas y correctivas.

  • Promover una educación de calidad en los estudiantes que responda a las exigencias de hombres y mujeres competentes para un proyecto de vida con sentido desde lo personal, familiar, laboral, profesional, y social que se exprese en un ser humano: sensible, crítico, transformador.

 

1.12. METAS INSTITUCIONALES

 

  • La capacitación, formación y construcción de ambientes favorables y de bienestar a directivos, educadores y administrativos se refleja en el clima organizacional, en los aprendizajes de los estudiantes y en ser referente de educación oficial que entrega la mundo mejores seres humanos y los prepara para la vida académica y la vida familiar.  

  • La capacitación y formación a los padres de familia se refleja en el acompañamiento afectivo y efectivo a sus hijos.

  • Los estudiantes aceptan y comulgan con la filosofía  y modelo educativo de la institución y esto se evidencia en el buen clima escolar, en el manejo asertivo de los conflictos, en la efectiva preparación para la vida universitaria de quienes optan por ella, y a futuro, en la construcción de proyectos de vida con sentido.

1.13. ESTILO DE DIRECCIÓN DIRECTIVA

Proponemos que el estilo de dirección y su efecto cascada, de directivos a educadores, de educadores a estudiantes y padres de familia gire alrededor de cuatro criterios:

 

  • Antes que una relación laboral, hay que establecer una relación humana. Antes que el cargo o el rol que desempeñamos primero somos personas. De ahí la posibilidad y necesidad de construir comunidades de amor, de fomentar relaciones sobre la base de la confianza en el otro, que propicie la construcción de inteligencia colectiva, en lenguaje Mega: nadie sabe mas que nadie, construimos inteligencias colectiva entre todos. Ninguna institución es superior a las personas que la conforman, por eso las personas son lo fundamental, la transformación de las instituciones y de la sociedad pasa primero por la transformación de las personas.

 

  • Toda relación laboral debe estar apoyada más en el amor que en la norma o los reglamentos. En palabras de André Vernot “sustituir el reglamento por criterios. Los criterios son elementos de juicio desde los cuales se piensa la vida. Las normas se ajustan más a un procedimiento mecánico. Los criterios se refieren a una manera de pensar, de ser y de hacer. Una forma de ver el mundo. Lo que hay que construir son criterios para la convivencia, para el progreso, para el amor. La relación pedagógica es fundamentalmente una relación de amor. Es desde el amor y no desde el reglamento desde donde se tiene que decir qué se hace, por qué, para qué y cómo”

 

  • En esta relación humana y laboral la acción de quien dirige debe ser fundamentalmente de acompañamiento, - estar ahí- gestionando en el día a día, acompañando todos los procesos, construyendo entre todos, nuevas maneras de ver y hacer las cosas.  El poder que tenemos debe ser poder para hacer más  vivible la vida a otros, para buscar medios de bienestar para todos en la cotidianidad de la vida del colegio.

 

  • Esta relación debe propiciar el fomento de las prácticas democráticas desde la construcción de relaciones humanas, creando espacios en los que el acuerdo, los consensos, los disensos, y la reflexión reemplacen asomos de autoritarismo, control y obediencia como maneras de coexistencia humana. Quien dirige propicia los espacios para el dialogo, el debate y la confrontación de ideas sobre la base del respeto y la tolerancia entendida en palabras de Voltaire: “detesto lo que dices pero defendería hasta la muerte tu derecho a decirlo”. En lenguaje Mega, es aprender de otros y con los otros, tener disposición para desaprender y aprender de manera que logremos unir voluntades, construir confianza y vivir los valores.                     

 

1.14. CULTURA DE CALIDAD Y APUESTA MEGA

 

Educación de calidad es aquella que forma mejores seres humanos, ciudadanos con valores éticos, respetuosos de lo público, que ejercen los derechos humanos y conviven en paz. Una educación que genera oportunidades legítimas de progreso y prosperidad para ellos y para el país. Una educación competitiva, que contribuye a cerrar brechas de inequidad, centrada en la institución educativa y en la que participa toda la sociedad”.  (Documento Ministerio de Educación Nacional, Política Educativa).

 

Es una estrategia implementada y liderada por el comité da calidad. Busca ser transversal a todo el currículo y pretende volverse impronta que guie el accionar diario hacia el cumplimiento de metas personales e institucionales. Entendemos por cultura de calidad una manera de hacer las cosas, para nosotros, una manera de hacerla con la convicción que todo puede ser mejor, como una búsqueda de excelencia, de más a mejor. Cultura de calidad Nueva Generación fue el lema primero, Luego Cuida tu Generación y en la Mega 20-26, Transforma tu Generación. Queremos que sean improntas, que circulen de forma permanente para recordarnos lo que somos, lo que podemos ser y hacer para mejorar. Periódicamente evaluamos su impacto. Todo comportamiento del ser humano es modificable. La insistencia continua a través de plegables, volantes, separadores, audios, avisos van dejando sus huellas. Buscamos generar cultura a partir del reconocimiento, del propósito de lo que hacemos. “Aquel que tiene un por qué para vivir se puede enfrentar a todos los cómo” decía Nietzsche.

 

Posteriormente fue el lema de Excelencia y su logo la libélula para simbolizar las posibilidades que tenemos de mudar nuestras maneras de ser y hacer para crecer y volar alto buscando la excelencia,  “Cuando termina su desarrollo como larva (entre unos meses y tres años) abandona el medio acuático y sale de su última muda y estira sus alas. Es extraordinario que un animal que hasta ese momento ha vivido en el agua, respirando en ella y cazando animales acuáticos pase, en el transcurso de unas decenas de minutos, a respirar en el aire, cazar presas que no ha visto nunca y volar con una destreza que no es comparable con ninguna otra especie animal”

 Algunos de los mensajes, ideas y cuestionamientos que hemos institucionalizado:

 

  • Calidad: la reconozco cuando la veo.

  • No, también es respuesta. Úsala y cuídate de lo que te dicen, de lo que te ofrecen y te proponen.

  • El respeto que recibo es el respeto que me merezco. Respeta y no permitas que te irrespeten.  

  • El otro lo más sagrado, por eso respeto y trato bien a todos.

  • Mis logros son el resultado del 10% de mi talento y del 90% de mi esfuerzo y dedicación. Cultura Nueva Generación.

  • ¿Nerdo? No! Calidoso y responsable. Por eso me esfuerzo y me dedico.

  •  Sin orden ni limpieza no hay calidad ni en la cabeza.

  • Porque me quiero cuido mi imagen y mi presentación personal. Como proyecto mi imagen así me ven.  

  • Esta es mi institución, es mi decisión cuidarla y mantenerla limpia y ordenada. Valgo tanto que merezco un lugar digno. Cultura Nueva Generación.

  • Ser mejor ser humano, cultivarme académicamente, construir un proyecto de vida exitoso.  Propósitos de mi institución.  Cultura Nueva Generación. 

  • Si te ofrecen…         espera. Desarrolla primero buen criterio. Esto es…. inteligencia vital, úsala para vivir mejor

  • Si este espacio es para tu bienestar. has buen uso de él, los demás también lo merecen.  Esto es…. inteligencia vital, úsala para vivir mejor

  • Si acumulas odios y rencores… te vuelves pesado, amargado… desocupa tu “papelera” y andarás más liviano. Esto es…. inteligencia vital, úsala para vivir mejor

  •  “Escoge con sumo cuidado el compañero(a) de tu vida, de esta decisión dependerá el 90% de tu felicidad…” Esto es…. inteligencia vital, úsala para vivir mejor.

  • Si cuidas tu cuerpo y tus emociones, si aprendes cada día algo, si descubres la belleza que hay en ti, si aumentas tu fe y trasciendes… serás mejor persona… Esto es…. inteligencia vital, úsala para vivir mejor

  • Si haces trampa, si “capas” clase, si faltas con tus deberes, si no te esfuerzas… es conocimiento que te queda faltando. no te engañes… toma conciencia… Esto es…. inteligencia vital, úsala para vivir mejor

  • Antes de llenar tu barriga de huesitos… llena tu vida de proyectos… Esto es…. inteligencia vital, úsala para vivir mejor

  • Cultura de calidad Nueva Generación… Que se te note!

  • Tú puedes hacer lo mismo que los demás, solo que mejor.  Cuida tu Generación

  • Hay una fuerza más grande que la energía atómica: la voluntad. Cuida tu Generación

  • A tu edad es normal sentir mariposas en el estómago, no pataditas de bebé. Cuida tu Generación

  • Si eres bueno pero no te planteas ser excelente iras desapareciendo. Cuida tu Generación

  • Mariana, ¿es muy difícil ser ganadora olímpica? Nooo... es muy fácil, es sólo querer. Cuida tu Generación

  • Calidad, la reconozco cuando la veo. Cuida tu Generación.

  • La clave de la vida es la bondad y la excelencia. ¿Lo que haces es bueno y excelente? Cuida tu Generación

  • Somos excelentes o no somos! Cuida tu Generación

  • Cuida tu Generación. Transforma tu Generación.

 

  1.15. PROYECTO DE VIDA FELIZ Y CON SENTIDO

 

El fin último de nuestro proyecto educativo apunta a la construcción de un proyecto de vida feliz y y con sentido. La real academia de la lengua define proyecto “como la disposición que se forma para la ejecución de algo de importancia, como designio o pensamiento de ejecutar algo, como los diseños que se hacen para dar idea de cómo ha de ser una obra”.

 

Un proyecto de vida feliz y con sentido es una opción de vida, es una búsqueda continua de excelencia, un focalizar definido de pensamientos y acciones para ir dando forma a la obra de vida que cada ser humano quiere y puede construir. Desde la perspectiva trazada en este proyecto educativo, la excelencia tiene que ver  con la búsqueda de sentido de vida, la realización personal, la satisfacción de lo logrado, el aprendizaje de los yerros,  el crecimiento en el ser, las posibilidades del hacer y  el tener para lograr una vida en equilibrio, en armonía, en bienestar  y como consecuencia,  en felicidad. Como es una búsqueda, está en movimiento continuo acompañado de altibajos,  logros, crisis y aciertos que van consolidando cuatro etapas en las que se evidencia la posibilidad de mostrarnos realmente humanos, seres en evolución: crecimiento, aprendizaje, realización y trascendencia. 

Para lograr su construcción  propusimos la Excelencia entendida como la búsqueda de estrategias para formar buenos seres humanos y para ofrecer y obtener  una educación de altísima calidad. Llevamos miles de años de civilización con logros en ciencia y tecnología pero aún en ciernes los logros que nos muestren lo que hemos evolucionado en humanidad.

Desde esta apuesta institucional consideramos que este proyecto de vida con sentido se evidencia en sus “salidas”,  entendidas como los distintos ciclos en los que el estudiante avanza y donde puede evidenciar sus avances, pero principalmente en su “salida” a la vida después del ciclo escolar en  cuatro  escenarios reales donde se concretiza el proyecto de vida diseñado, visionado: primero en su persona misma, segundo en su familia, tercero en su opción laboral y por último en la sociedad.

Después de pasar por Nueva Generación, maestros, padres de familia y estudiantes deberíamos ser más personas, mejores ciudadanos, mejores seres humanos, sensibles, críticos y transformadores.  Antes que la capacitación y el aprendizaje para la vida laboral que es uno de los escenarios donde crecemos, nos desarrollamos,  nos realizamos y podemos trascender, es preciso hacer énfasis en otro escenario que aparentemente hemos descentrado del interés de la Escuela, y que es el otro escenario de realización personal, de gratificaciones y tal vez el de mayor fuente de felicidad, y es la formación y capacitación para la vida familiar, de ahí, que el énfasis de nuestro proyecto educativo institucional.

 

El otro reto de excelencia, es el ofrecimiento y la obtención de una educación de altísima calidad. No basta con ser buenos seres humanos, es preciso una formación y capacitación que responda a las exigencias de la época que nos correspondió vivir, la era del conocimiento.  De ahí la apuesta por ofrecer una educación de calidad, para insistir en que una Institución oficial si puede y debe brindar educación de calidad, porque los hijos de nuestro pueblo, de clase trabajadora, subempleada o desempleada debe recibir la mejor educación para que esta sea el trampolín que permita el desarrollo personal y laboral y así enfrentar las injusticias sociales que producen la pobreza y  alimentan la violencia, la descomposición social y la guerra.

 

Como puede inferirse, nuestra apuesta por la excelencia es ajena al protagonismos en que la pone la sociedad consumista asociada al éxito, no es sinónimo de poder, riqueza, fama, farándula. No tiene que ver con la competencia frente al otro,  ni al sobresalir pasando por encima de los demás. Es más bien una búsqueda para ser mejores día a día frente a uno mismo  y en cada una de las dimensiones que nos constituyen como persona. Aquí la excelencia ahonda en el ser y lo asocia a felicidad si el primer escenario de realización es la familia fuente de las mayores gratificaciones que si desde aquí se proyecta para trascender en otros espacios, personas y universos estará contribuyendo a la construcción de un mundo mejor. Es una apuesta fundamentalmente humana pues el fracaso es visto en positivo,  es una oportunidad, un aprendizaje. “Las personas inteligentes no cometen errores, aprenden lecciones”

 

Un proyecto de vida feliz y con sentido desde nuestra mirada no se evidencia en honores, títulos, medallas, publicidad, reconocimiento social, sino en la satisfacción personal, la construcción de familias que sean nichos de amor y desempeños laborales o profesionales que trasciendan en el servicio, en la transformación y construcción de un mundo mejor.

Esta búsqueda de excelencia es una apuesta por ser mejores cada día, en lo personal e institucional, no para sobresalir ni compararnos con otros, solo con la intención de ser la mejor opción para otros.

 

1.16. PROYECTO EDUCATIVO CON ENFASIS EN FAMILIA

 

Esta es la apuesta mayor de este proyecto educativo. Apostar es creer, quien juega sus restos ante lo que cree se juega en ello la vida convencido del logro y, este convencimiento sumado a la energía que atrae, consigue lo que se quiere. “Según tus pensamientos, así serán las cosas que te sucederán”

 

Apostamos por formar para la vida académica, laboral y profesional pero teniendo presente que esos logros son efímeros si estos no están construidos primero y básicamente, sobre las gratificaciones y realizaciones personal y familiar. "No se puedes ser un buen profesional si primero no se es un buen ser humano" Esta es una apuesta a largo plazo, una apuesta para muchas generaciones para seguir lanzando el dado con la fe inquebrantable que esto tiene que ser lo esencial de nuestra labor, que  las metas y satisfacciones  laborales y sociales tengan el respaldo en monedas de oro en la alegría de una vida de realizaciones familiares. Aquí se entiende lo magnánima y altruista que puede ser la vida cuando su apuesta es a largo plazo como ocurre con el proyecto de educar, con el proyecto de evolucionar. Los resultados son a futuro, tal vez lejano, las nuevas generaciones lo vivirán. “No es necesario ver terminado lo que empezamos. Simplemente, forjamos nuestra parte de la larga cadena  que constituye la historia de la humanidad”.

Creemos que esta apuesta es uno de los mayores aportes a la sociedad.  Las ansias de paz, tan anhelada en nuestro país, está más allá del silencio de los fusiles y de los medios de comunicación que magnifican o invisibilizan según conveniencias. Un jefe de sicarios de finales del siglo pasado decía que la mayor escuela de sicarios no está en los combos o en los barrios, decía, está en algunas familias. Parejas y familias disfuncionales, hogares que de calor solo tienen el fuego azuzado por las palabras y la violencia física y emocional son el mayor caldo de cultivo para la soledad, el vacío existencial, el sin sentido y las pocas ganas de vivir que incitan al consumo de redes sociales, sustancias psicoactivas y “amores” vacíos para llenar lo que papá y mamá no hicieron con presencia, amor, ejemplo y construcción de eso que no existe, amor, porque precisamente hay que construirlo artesanalmente a punta de afecto, tolerancia, respeto y que solo es posible cuando nos la jugamos, cuando apostamos porque sabemos que vamos a ganar.

 

Desde el 2010 lo avizoramos y apostamos: orientar el P.E.I. con énfasis en familia. El trabajo de todos estos años nos ha mostrado su importancia y su efecto cuando por presencia o ausencia con ella se cuenta o no se cuenta. El producto de nuestra labor educativa son egresados que tengan proyectos de vida felices y con sentido, desde lo personal, familiar, laboral y social; parejas y familias que reorienten sus vidas a partir de la formación y capacitación que la institución les brinde.  

 

Los énfasis de los PEI han girado alrededor del desarrollo científico, educación para el trabajo, formación para el emprendimiento, para las nuevas tecnologías. ¿Por qué no hacer énfasis en formación para la vida familiar? Acaso no es lo más importante en la vida de cualquier ser humano. Si las crisis de las parejas están incidiendo, en los hijos, en la escuela, en la sociedad, ¿por qué no plantear un proyecto educativo que gire y enfatice en esta formación, un currículo con sentido de vida y trasformación?

 

Mucho de lo verdaderamente sustancial de la vida lo aprendimos por fuera de la escuela, ¿por qué no incluirlo intencionadamente?, ¿por qué no preparar  para ser novios, para ser pareja, para conformar familia? ¿Por qué estos aprendizajes siguen supeditados al ensayo error’?  ¿No podríamos incidir en uno sólo que tenga una familia menos infeliz? ¿No es aporte? Para esta, no será como la estrella que volvió al mar. La superintendencia de notariado registra cada año el número significativo de divorcios que tiene un fondo triste, con secuelas, algunas irreparables. ¿Acaso esto no debería interesarle e intervenir a la Escuela? Hay que educar con mayor fuerza para la paternidad, para la maternidad, para construir mejores relaciones de pareja. Los hijos que tendrán nuestros estudiantes de hoy deberían ser hijos más felices, mas bondadosos porque tuvieron padres que fueron formados también para la maternidad y paternidad. Y esto es formar para el amor y la vida con propósito transformador. Trabajamos sólo competencias para el éxito laboral, y el familiar ¿Dónde queda? ¿Cuántos también llevamos cicatrices en el alma porque esto lo padecimos?

 

El primer espacio donde se materializa la formación como persona, como mejor ser humano es la familia.  Hacia allá queremos tender todos los esfuerzos de aprendizaje y formación como ejes transversales del currículo. Sembrar la inquietud, implementar acciones para enseñar y aprender a ser buenas personas,  aprender a ser novios,  a construir mejores relaciones de pareja, a ser mejores padres y madres, a construir familias más sanas y felices. Tal vez  es una reflexión, un descubrimiento tardío, pero es lo más esencial y fundamental, en lo que aún nos falta por evolucionar. Como el amor, esto no existe, hay que construirlo, volverlo utopía para caminar y, su visualización, nos permitirá pensar que bueno vivir bueno.  Y esto se puede aprender, se puede enseñar de una manera intencionada.

 

Esta es nuestra apuesta: nuestro aporte como institución y el de los padres como familia, permitirá  entregarle a esta sociedad una nueva generación de mejores seres humanos que valoran la familia como el mayor tesoro y, obran en consecuencia.