Enlaces

Pacto para la Convivencia y el Aprendizaje

Aprobado, ajustado y reformado por Acuerdos del Consejo Directivo del 30 noviembre de 2012,  28 de noviembre de 2013,  21 de noviembre de 2014,  20 noviembre de 2015,  24 noviembre 2016,  4 de diciembre de 2017 y 30 noviembre 2018

Texto completo aquí.

PRESENTACIÓN

 

La convivencia y el aprendizaje son dos de las características fundamentales del ser humano. A eso estamos llamados, a convivir y aprender. Llevamos miles de años en esta tarea que hoy la familia, la Escuela y la sociedad debemos seguir haciendo con un único propósito: ser mejores seres humanos.

 

Este PACTO BÁSICO PARA LA CONVIVENCIA Y EL APRENDIZAJE será la guía y el derrotero que enmarque los compromisos que como comunidad educativa tenemos para seguir creciendo, realizándonos y trascendiendo como individuos, como estudiantes, como educadores y como padres de familia de la Institución Educativa Nueva Generación

 

Queremos ir más allá de lo que tradicionalmente se hace de y con los manuales de convivencia. De ahí su nombre, pacto, que significa buen orden y disposición de las cosas  o tratado ente dos o más partes que se comprometen a cumplir lo estipulado (DRAL). Es una disposición ordenada de criterios en la que las partes involucradas, estudiantes, educadores y padres de familia nos comprometemos a cumplir para garantizar la posibilidad de vivir en paz, de vivir con dignidad, de vivir con ciertas comodidades y de progresar. Nos proponemos en palabras de André Vernot “sustituir el reglamento por criterios. Los criterios son elementos de juicio desde los cuales se piensa la vida. Las normas se ajustan más a un procedimiento mecánico. Los criterios se refieren a una manera de pensar, de ser y de hacer. Una forma de ver el mundo. Lo que hay que construir  son criterios para la convivencia, para el progreso, para el amor. La relación pedagógica es fundamentalmente una relación de amor. Es desde el amor y no desde el reglamento desde donde se tiene que decir qué se hace, por qué, para qué y cómo”;  y básico, porque es lo relativo a lo fundamental, a lo esencial de la Escuela como sistema educativo: preparar, dar herramientas para Convivir, para Aprender y como reza el lema institucional, para Formar para el amor y la vida síntesis de los propósitos de educación la Institución Educativa Nueva Generación. De ahí que no será un catálogo minucioso y detallado de comportamientos, actitudes, faltas y otros, sino un compendio de criterios que girarán alrededor de tres grandes escenarios frente a los cuales nos desempeñamos en la vida: Un primer escenario tiene que ver con las relaciones que establecemos con nosotros mismos. Es con uno mismo con quien primero tenemos obligaciones y compromisos, tiene que ver con el cuidado de uno mismo. Un segundo escenario   tiene que ver con las relaciones que establecemos con los demás. Con-Vivimos, vivimos con otros, el otro es lo más sagrado. Un tercer escenario tiene que ver con el entorno, el entorno natural que implica obligaciones con el medio ambiente y con el planeta; y el entorno físico que son los espacios, ambientes y recursos de los que me beneficio y con los cuales también asumo compromisos. Estos criterios son de responsabilidad y aplicabilidad para todos los que conformamos esta comunidad educativa: directivos, educadores, padres de familia y acudientes en general. El cumplimiento o incumplimiento de compromisos, como ocurre en la vida, acarrea unas CONSECUENCIAS. 

 

Este PACTO PARA LA CONVIVENCIA Y EL APRENDIZAJE  pretende ser una guía que prepare para la vida, que prepare para asegurar las consecuencias positivas que se derivan del obrar correctamente o para modificar actitudes y comportamientos que permitan prever las consecuencias negativas. Por eso, a los CRITERIOS de convivencia y aprendizaje les sigue unas CONSECUENCIAS que serán determinadas por unos PROCEDIMIENTOS claros, sencillos y que tendrán como propósito estimular o corregir comportamientos o actitudes que afecten lo personal, lo relacional y lo del entorno.

 

Seguiremos insistiendo en la formación para la autonomía la cual requiere de medios externos que lleven a interiorizar la razón de ser de la norma y de este pacto: prevenir. Entender que por el hecho de convivir (vivir con otros) es preciso llegar a acuerdos que garanticen el bienestar, -estar bien, que es la definición operativa de la vida-  de todos. 

 

Entender que en el proceso de formación los adultos (educadores, padres de familia y acudientes) debemos ejercer el sentido de autoridad entendida como la que hace crecer. Que hoy más que nunca la sociedad requiere de Instituciones educativas que ante el vacío que deja la descomposición familiar y social asuman el liderazgo de la formación integral (desde el ser, el hacer, el aprender, el convivir, y el emprender) aún con el dolor que lleva implícito todo proceso de formación  y de maduración. “Me enseñaron a entender que para ser responsable a veces obliga enojar a la gente”.

 

Este es el propósito de este PACTO BÁSICO PARA LA CONVIVENCIA Y EL APRENDIZAJE: servir como faro, como bitácora que nos permita a todos crecer y mejorar continuamente en hábitos, actitudes, saberes como herramientas indispensables en la construcción del proyecto de vida exitoso que queremos para educadores, padres de familia y estudiantes, para que seamos de verdad  UNA NUEVA GENERACIÓN  de mejores seres humanos.  Los valores institucionales de Fe, Alegría, Vida, Amor, Aprendizaje, Solidaridad y Liderazgo seguirán siendo soporte y guía en todo este proceso formativo.

 

Cuida Tu Generación será el slogan que sintetice los criterios de formación para la convivencia y el aprendizaje. Cuidar Tu Generación, es cuidarte a ti mismo. Cuidar Tu Generación es cuidar a los otros. Cuidar Tu Generación es cuidar el medio ambiente y los recursos de los que te beneficias